Portada » Derechos de los trabajadores sin papeles en España

Derechos de los trabajadores sin papeles en España

Trabajar en España sin residencia es la realidad de muchos, pero debes saber que tienes derechos laborales, aunque no siempre fue así. En este post te explicamos cuáles son tus derechos y qué ley los recoge.

Derechos extranjeros sin papeles

¿Un trabajador sin permiso de residencia tiene derechos laborales?

Sí, en España los trabajadores sin papeles tienen derechos laborales. Estos derechos están destinados a proteger a todos los trabajadores, independientemente de su estatus migratorio, y se derivan de los principios de igualdad, dignidad humana y justicia laboral. Es importante destacar que, aunque un trabajador pueda encontrarse en una situación migratoria irregular, esto no afecta sus derechos fundamentales como ser humano ni su derecho a trabajar en condiciones dignas y seguras.

  • Derechos laborales básicos: Aunque estés en una situación migratoria irregular, tienes derechos laborales básicos garantizados por la legislación laboral española. Esto incluye el derecho a un salario justo, condiciones de trabajo seguras y saludables, y protección contra la discriminación y el acoso en el lugar de trabajo.
  • Acceso a la justicia laboral: Aunque pueden enfrentar obstáculos debido a su situación migratoria irregular, los trabajadores migrantes sin permiso de residencia tienen derecho a presentar denuncias por violar sus derechos laborales ante las autoridades competentes. Esto incluye la posibilidad de presentar demandas ante los tribunales laborales y recibir asistencia legal.
  • Acceso a la seguridad social: En España, los trabajadores migrantes sin permiso de residencia no tienen derecho automático a la seguridad social. Sin embargo, en casos de emergencia médica o de accidente laboral, tienen derecho a recibir atención médica de emergencia, independientemente de su situación migratoria.
  • Protección contra la explotación laboral: Los trabajadores migrantes sin permiso de residencia en España son especialmente vulnerables a la explotación laboral, incluido el trabajo infantil, el trabajo forzado y el tráfico de personas. En estas situaciones, existen organizaciones no gubernamentales y agencias gubernamentales que brindan asistencia y apoyo a los trabajadores para proteger sus derechos y combatir la explotación laboral.
  • Regularización de la situación migratoria: En algunos casos excepcionales, los trabajadores migrantes sin permiso de residencia pueden solicitar la regularización de su situación migratoria en España. Por ejemplo, demostrando vínculos familiares con residentes legales del país o si son víctimas de trata de personas o violencia de género.

Es importante tener en cuenta que los derechos laborales de los trabajadores migrantes sin permiso de residencia pueden variar según la situación específica de cada individuo y según las políticas y prácticas laborales vigentes en España. Además, la protección y el cumplimiento efectivo de estos derechos pueden verse afectados por factores como la falta de recursos y la falta de acceso a servicios legales y sociales. Por lo tanto, es fundamental que estos trabajadores reciban apoyo y asistencia adecuados para garantizar el respeto de sus derechos laborales.

¿Cómo puedo proceder si no se respetan mis derechos laborales por no tener papeles?

Tu estatus migratorio no es una excusa para no respetar tus derechos laborales. Te recomendamos acudir a un abogado especializado en derecho laboral que conoce a la perfección el proceso a seguir para reclamar por ti.

Pero para que tengas una idea del funcionamiento te contamos los pasos a realizar:

  1. Acto de conciliación: En el sistema judicial laboral español, antes de presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social, se intenta resolver la disputa a través de un acto de conciliación. Durante este proceso, ambas partes, el trabajador y el empleador, se reúnen en la oficina de mediación laboral para discutir el problema y buscar una solución amistosa. Este acto de conciliación tiene como objetivo evitar el procedimiento judicial formal y llegar a un acuerdo mutuo que beneficie a ambas partes.

  2. Demanda laboral: Si no se logra llegar a un acuerdo durante el acto de conciliación, el siguiente paso es presentar una demanda laboral ante el Juzgado de lo Social. En esta demanda, el trabajador expone los detalles de la situación laboral problemática, como un despido injustificado o el impago de salarios. La demanda se presenta formalmente al juzgado, que luego notifica al empleador para que responda a las acusaciones.

  3. Juicio laboral: Una vez que se ha presentado la demanda laboral, se programa una audiencia judicial ante el Juzgado de lo Social. Durante el juicio, ambas partes tienen la oportunidad de presentar pruebas, testigos y argumentos en apoyo de sus posiciones. El juez escucha los testimonios y considera las pruebas presentadas antes de emitir una sentencia final.

  4. Recurso de suplicación laboral: Después de que se haya emitido una sentencia por el Juzgado de lo Social, cualquier parte que no esté satisfecha con la decisión puede presentar un recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma correspondiente. Al solicitarlo se realiza una revisión de la sentencia y puede resultar en la confirmación, modificación o anulación de la sentencia original.

¿Necesitas asesoramiento legal?

Contamos con un equipo profesional experto en extranjería e inmigración que puede ayudarte a gestionar tu trámite de forma rápida y segura. Si estás interesad@ puedes llamarnos al número +34 644 729 806 o agendar una cita en este enlace.

¿Dónde se recogen los derechos laborales de los trabajadores sin papeles?

Sin embargo, esta igualdad no siempre ha sido una realidad. Antes de la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Extranjería en el año 2000, la normativa no abordaba los derechos laborales de los extranjeros que trabajaban irregularmente en España. En ese momento, los tribunales consideraban que el trabajo realizado por un extranjero sin residencia legal en España constituía un contrato de trabajo nulo.

Esta perspectiva cambió al interpretarse el artículo 8.1 del Estatuto de los Trabajadores, que estableció que, aunque un ciudadano extranjero careciera de autorización de residencia y no estuviera dado de alta en la Seguridad Social, el simple hecho de trabajar para una empresa o un autónomo implicaba la existencia de una relación laboral y, por tanto, el derecho a percibir el salario correspondiente por el tiempo trabajado.

Como ya mencionamos, no fue sino hasta la promulgación de la Ley Orgánica de Extranjería en el año 2000, específicamente con su reforma en 2003, cuando se brindó mayor seguridad jurídica al empleo de los inmigrantes irregulares. El actual artículo 36.5 de dicha ley establece que “la carencia de autorización de residencia y trabajo, sin perjuicio de las responsabilidades del empresario a que dé lugar, incluidas las de la Seguridad Social, no invalidará el contrato de trabajo respecto a los derechos del trabajador extranjero…”

Esta disposición funciona como una cláusula de protección genérica para el empleo de los trabajadores extranjeros, independientemente de su estatus legal en España. En consecuencia, el empresario asumirá todas las consecuencias legales relacionadas con el pago de salarios y otras prestaciones, como en el caso de accidentes laborales, brindando una mayor seguridad a aquellos inmigrantes que se encuentran en situación irregular

Agenda cita en Elex Jurídico Abogados

Asesoramiento personalizado con un abogado experto en derecho laboral mediante una consulta online o presencial en nuestras oficinas de Madrid. ¡Agenda tu cita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *